fbpx

Detrás de cada alimento y bebida artesanal hay un camino que cuenta quién eres y cada uno de los pasos que diste...

Convierte tu historia en un mensaje que refleje pasión por lo que haces y el amor impreso en tus productos para llegar a más personas.

Un producto artesanal debe reflejar tradición y pasión, pues detrás de ellos hay una historia empapada de vivencias, emociones y recuerdos compartidos que lo hacen único, pero que no vemos porque el mensaje es simplemente aburrido.

Conoce la historia de un heladero.

Crecí y viví en una isla por 13 años y cada vez que voy de visita a ver a mis padres, me gusta ir a la heladería del Sr. Parcero en donde pasábamos las tardes de los fines de semana.

El lugar es sencillo y con el paso de los años ha sido remodelado, ahora ya tiene algunas mesas para sentarse a platicar. 

Cada vez que voy con mi mamá y se topa con el dueño, siempre le llama para decirle “¿se acuerda cuando salía de la oficina a comprarle helados hace 20 años cuando estaba embarazada?”

El señor cuenta un poco de su anécdota, sonríe, saluda y se va, pero siempre saluda a quien le llame.

Personalmente lo que más me gusta (a parte de su sabor) es la sensación que percibo cuando él relata sus días de inicio, lo difícil que fue, pero nunca se dio por vencido por más que le decían que no lo lograría.

Esos sentimientos generados por las sensaciones de su relato dentro de ese lugar mientras como mi helado, es la personalidad del dueño.

Se puede decir que el heladero es conocido por casi la mayoría de personas que nacieron y crecieron en esa isla.

Le conocen desde que andaba en un triciclo afuera de las oficinas, hasta que abrió su primera heladería y ahora que es todo un empresario con 5 sucursales.

Pero, ¿qué pasa? ¿qué va mal si el heladero tiene éxito, vende y le va bien? 

Nada más y nada menos que la comunicación.

Imagina lo que pasará cuando empiecen a llegar todas esas grandes marcas con fama y reputación, pero sobre todo con una estrategia de comunicación sólida.

La gente olvidará al heladero y le cambiarán por aquellos que digan algo que conecten con ellos.

Lo mismo pasa con la mayoría de marcas nuevas o consolidadas, no toman en serio la comunicación con su cliente y muchas de ellas al final cierran.

Detrás de cada producto hay vivencias y recuerdos de un camino recorrido que no vemos porque nadie habla de ello. 

Esta historia es tan importante como la tuya, pero al igual que el heladero, tú y muchos negocios gastronómicos se olvidan de la comunicación y asignan a cualquier persona que termina escribiendo mensajes confusos y poco convincentes.

Hacen mal uso de las redes sociales y en la mayoría de los casos dependen solo de ellas, pero al final terminan realizando demasiados gastos innecesarios en publicidad con mensajes confusos.

No generan conversación con sus clientes y todo lo que escriben aburre. Entonces ¿de qué sirve tener la mejor estrategia de marketing y tantos seguidores si ninguno de ellos te compra?

Si tu producto y tu marca son únicos, ¿por qué no le cuentas a aquellos que te prefieren?

Cuando tu emprendimiento cambia a una micro-empresa, se enfrenta a una feroz competencia que requiere otro tipo de herramientas que van más allá del simple “boca a boca”. 

Tu negocio debe tener identidad propia, de lo contrario tu creación no logrará sobrevivir en el mercado y todo ese esfuerzo se habrá perdido.

Es ahí cuando la comunicación visual y escrita empiezan a tomar importancia.

Y a tu marca le falta eso: un mensaje que haga que te destaque de los productos industriales, que reconozcan el valor de lo artesanal y que paguen por ello.

Porque una buena imagen atrae, pero las palabras transportan, despiertan los sentidos y harán que tus clientes sientan que están saboreando tus productos para que te compren.

No importa cuánto te esmeres en promoverte por redes sociales, elaborar tu cerveza, queso, chocolate o cualquier otro producto orgánico y artesanal con ingredientes premium porque sin las palabras correctas, la gente preferirá a tu competencia.

Puede que ahora mismo tengas muchos clientes que te generan ingresos, pero ¿qué me dices de tu empresa? ¿sabes lo que representa o refleja?

Recuerda que lo que no se no se comunica, no existe.

Desde hace unos meses empecé a escribir para reflejar el equilibrio y la esencia de los negocios en internet, pero solo hasta hace poco decidí dedicarme solamente a empresas gastronómicas artesanales.

Escribo para crear una conexión emocional entre tu marca y tu cliente a través de ESTRATEGIAS de escritura persuasiva (copywriting) que destaquen el valor de tu producto y evitar que tu marca sea solo una más de tantas.

Puedo ayudarte a crear un mensaje para vender y estimular todos los sentidos cuando te visiten.

Me llamo Eliant y sé que cada producto y emprendedor tienen un camino recorrido que no vemos, pero que los hace únicos e irrepetibles. 

Por eso, estoy convencida de que un mensaje que refleje el valor de lo que ofreces, te hará destacar de tu competencia y que te prefieran siempre a ti.

Hagamos de tu historia un fragmento de arte para que el suave aroma de tu receta y sus sabores concentrados cuenten cómo has llegado hasta aquí.

Personaliza tu mensaje en el formulario de abajo y celebremos los pequeños detalles en una reunión virtual de 45 minutos. 

Te responderé en menos de 48h para que me digas en qué momento te encuentras y ayudarte a elegir lo que mejor se adapte a tu situación.

Detrás de cada alimento y bebida artesanal hay un camino que cuenta quién eres y cada uno de los pasos que diste...

Convierte tu historia en un mensaje que refleje pasión por lo que haces y el amor impreso en tus productos para llegar a más personas.

Un producto artesanal debe reflejar tradición y pasión, pues detrás de ellos hay una historia empapada de vivencias, emociones y recuerdos compartidos que lo hacen único, pero que no vemos porque el mensaje es simplemente aburrido.

Conoce la historia de un heladero.

Crecí y viví en una isla por 13 años y cada vez que voy de visita a ver a mis padres, me gusta ir a la heladería del Sr. Parcero en donde pasábamos las tardes de los fines de semana.

El lugar es sencillo y con el paso de los años ha sido remodelado, ahora ya tiene algunas mesas para sentarse a platicar. 

Cada vez que voy con mi mamá y se topa con el dueño, siempre le llama para decirle “¿se acuerda cuando salía de la oficina a comprarle helados hace 20 años cuando estaba embarazada?”

El señor cuenta un poco de su anécdota, sonríe, saluda y se va, pero siempre saluda a quien le llame.

Personalmente lo que más me gusta (a parte de su sabor) es la sensación que percibo cuando él relata sus días de inicio, lo difícil que fue, pero nunca se dio por vencido por más que le decían que no lo lograría.

Esos sentimientos generados por las sensaciones de su relato dentro de ese lugar mientras como mi helado, es la personalidad del dueño.

Se puede decir que el heladero es conocido por casi la mayoría de personas que nacieron y crecieron en esa isla.

Le conocen desde que andaba en un triciclo afuera de las oficinas, hasta que abrió su primera heladería y ahora que es todo un empresario con 5 sucursales.

Pero, ¿qué pasa? ¿qué va mal si el heladero tiene éxito, vende y le va bien? 

Nada más y nada menos que la comunicación.

Imagina lo que pasará cuando empiecen a llegar todas esas grandes marcas con fama y reputación, pero sobre todo con una estrategia de comunicación sólida.

La gente olvidará al heladero y le cambiarán por aquellos que digan algo que conecten con ellos.

Lo mismo pasa con la mayoría de marcas nuevas o consolidadas, no toman en serio la comunicación con su cliente y muchas de ellas al final cierran.

Detrás de cada producto hay vivencias y recuerdos de un camino recorrido que no vemos porque nadie habla de ello. 

Esta historia es tan importante como la tuya, pero al igual que el heladero, tú y muchos negocios gastronómicos se olvidan de la comunicación y asignan a cualquier persona que termina escribiendo mensajes confusos y poco convincentes.

Hacen mal uso de las redes sociales y en la mayoría de los casos dependen solo de ellas, pero al final terminan realizando demasiados gastos innecesarios en publicidad con mensajes confusos.

No generan conversación con sus clientes y todo lo que escriben aburre. Entonces ¿de qué sirve tener la mejor estrategia de marketing y tantos seguidores si ninguno de ellos te compra?

Si tu producto y tu marca son únicos, ¿por qué no le cuentas a aquellos que te prefieren?

Cuando tu emprendimiento cambia a una micro-empresa, se enfrenta a una feroz competencia que requiere otro tipo de herramientas que van más allá del simple “boca a boca”. 

Tu negocio debe tener identidad propia, de lo contrario tu creación no logrará sobrevivir en el mercado y todo ese esfuerzo se habrá perdido.

Es ahí cuando la comunicación visual y escrita empiezan a tomar importancia.

Y a tu marca le falta eso: un mensaje que haga que te destaque de los productos industriales, que reconozcan el valor de lo artesanal y que paguen por ello.

Porque una buena imagen atrae, pero las palabras transportan, despiertan los sentidos y harán que tus clientes sientan que están saboreando tus productos para que te compren.

No importa cuánto te esmeres en promoverte por redes sociales, elaborar tu cerveza, queso, chocolate o cualquier otro producto orgánico y artesanal con ingredientes premium porque sin las palabras correctas, la gente preferirá a tu competencia.

Puede que ahora mismo tengas muchos clientes que te generan ingresos, pero ¿qué me dices de tu empresa? ¿sabes lo que representa o refleja?

Recuerda que lo que no se no se comunica, no existe.

Desde hace unos meses empecé a escribir para reflejar el equilibrio y la esencia de los negocios en internet, pero solo hasta hace poco decidí dedicarme solamente a empresas gastronómicas artesanales.

Escribo para crear una conexión emocional entre tu marca y tu cliente a través de ESTRATEGIAS de escritura persuasiva (copywriting) que destaquen el valor de tu producto y evitar que tu marca sea solo una más de tantas.

El copywriting es parte de una estrategia de marketing digital que impulsa los negocios en línea para transmitir con palabras el valor de sus productos, servicios y ofertas.

Mi tarea consiste en obtener toda la información sobre tu negocio, hacerla visible y atraer a esos clientes mediante la persuasión para que puedas aumentar tus ventas.

Puedo ayudarte a crear un mensaje para vender y estimular todos los sentidos cuando te visiten.

EliantySpike

Me llamo Eliant y sé que cada producto y emprendedor de alimentos artesanales tienen un camino recorrido que no vemos, pero que los hace únicos e irrepetibles. 

Por eso, estoy convencida de que un mensaje que refleje el valor de lo que ofreces, te hará destacar de tu competencia y que te prefieran siempre a ti.

Hagamos de tu historia un fragmento de arte para que el suave aroma de tu receta y sus sabores concentrados cuenten cómo has llegado hasta aquí.

Personaliza tu mensaje en el formulario de abajo y celebremos los pequeños detalles en una reunión virtual de 45 minutos. 

Te responderé en menos de 48h para que me digas en qué momento te encuentras y ayudarte a elegir lo que mejor se adapte a tu situación.